Quién se come a quién

Adventures

 

quien se comio a quien

Borrón y cuenta nueva. 2016 ya ha entrado definitivamente en nuestras vidas para hacernos una visita de 366 días… parece mucho, pero en realidad no es nada. Para mí es como una cuenta atrás. Confesión: me da miedo que los años pasen inadvertidos y llegar al 31 de diciembre pensando que no he aprendido nada, que no he hecho al menos unas cuantas cosas por 1ª vez, que no he superado miedos, que no he reido, abrazado y besado lo suficiente a las personas que me importan. En definitiva, no me gustaría llegar a fin de año con la sensación de que me he quedado en la casilla de salida sin haber tirado ni siquiera los dados.

Me gusta más hacer balance que hacer listas de compromisos. Me motivan más, así que cada año escribo una lista de todas las cosas que he superado, los nuevos retos a los que me he enfrentado, los viajes que he realizado y todo aquello de lo que haya aprendido algo o que me haya tocado de alguna manera especial el corazón. Quiero saber si me comí el 2015 con patatas o el 2015 me comió a mí :D Mezclo cosas, personas, lugares y experiencias. Lo personal y lo profesional. Porque al final la vida es eso, una mezcla rara pero genial de todo lo que te hace sentir vivo.

Yo ya estoy preparando una mesa grande para 2016 porque vengo con hambre, quien se quiera unir al banquete que me avise! Feliz y próspero 2016 a todos ;)