Lo que nunca te dije

Sin categoría

abuela1

Hoy hace justo 20 años que mi abuela se fue. Si. Se que son una barbaridad de años pero yo lo recuerdo muy bien. Tenía 8 años y por suerte nunca antes había conocido (o no había sido consciente) de este lado oscuro de la vida. De la parte triste. De los que se van y no vuelven aunque te mueras por volverlos a ver. Se fue así, sin hacer ruido…sin molestar.

Yo nunca entendí, hasta hace unos meses, la enfermedad que la había llevado a vivir en nuestra casa durante varios años. A ella y a mi abuelo (que aún hoy la sigue queriendo). Solo sabía que primero había dejado de hablar, luego de moverse y más tarde de comer. Nunca me atreví a preguntar de qué iba esa enfermedad “rara” hasta que hace unos meses me enteré por casualidad que todo aquello que debilitaba su organismo era ELA. Si, la enfermedad que se hizo famosa el año pasado gracias a los cubos de agua. Su cuerpo fue perdiendo fuerza mientras su mente seguía tan viva como siempre. Cuando dejó de hablar empezó a comunicarse con nosotros por escrito.

Aunque se me ocurren mil cosas que me hubiera encantado decirle, tengo una espinita clavada con estas cinco:
A mi abuela, que yo recuerde, nunca le dije que la quería. ¡Con lo que yo la quería y quiero! se lo demostraba a menudo, eso sí. Le cantaba por teléfono desde que tenía 2 años los hits del momento xD, le ayudaba a hacer la cama y me sentaba a su lado a hacerla compañía cuando eso era ya lo único que podía hacer.
Nunca le dije tampoco, lo importante que fue y lo que me marcó su presencia. Aunque a penas compartimos 8 años juntas.
No me dio tiempo a valorarla en vida. Probablemente si que lo hacía de manera incosciente pero con 8 años yo no me planteaba que nadie a mi alrededor pudiera morir. Cuando piensas que alguien está ahí para siempre no sueles valorarla como es debido. No darás suficientes gracias, ni abrazos ni te quieros.
Nunca le agradecí algunas grandes recomendaciones que me dio… Recuerdo que me escribió una carta unos meses antes de morir con consejos geniales para ser, en definitiva, mejor persona y más feliz.
Nunca le dije cuanto la admiraba, por su creatividad, por su inteligencia, por su capacidad para creer. Mi abuela, era modista y diseñadora aunque no pudo pagar el título de sus estudios. Siempre estaba con su máquina singer haciendo encargos. La recuerdo haciéndome vestidos y regalándome una máquina de coser de juguete para que yo hiciera la ropa de mis muñecas. Eh, mis muñecas eran las muñecas con más estilo del barrio, ahí lo dejo. :)

Todas estas cosas se las diría alrededor de una “horchata de almendras” (como las suyas, ninguna!). Me hubiera encantado que me conociese de adulta, contarle mis aventuras, saber de su vida un poco más, conocer su versión de la historia. Hoy este pequeño homenaje va para ella.

Nunca pude decirte estas cosas, pero tu marcha me enseñó a decírselo a otras. Aprendí que un te quiero, un beso, un abrazo o una sonrisa nunca están de más.

Mi abc

children illustration, Design, illustration, Ilustración, Ilustración infantil, Tipografía, Typography

abecedario

Hace unos meses diseñé mi primera tipografía. Un libro tan especial como Poesías de Extremadura para niños merecía una portada original, asi que decidí diseñar yo misma la tipo principal. El resultado en papel lo podréis ver en unos meses (con suerte para septiembre!). Hoy os dejo el gif animado con todo el abecedario. Espero que os guste!